BAÑOS DE MONTEMAYOR / Apartamento Turístico BuenaVista Abadía ( Cáceres )

Los testimonios más antiguos que se conservan en este municipio datan de la época romana y se relacionan con la existencia de una fuente de aguas termales y de la calzada romana. Los distintos autores que han estudiado la calzada romana denominada Vía de la Plata no han logrado ponerse de acuerdo en cual sería el nombre de ésta población, identificándola unos con la mansio de Cecilio Vico o Caelionico (localización últimamente descartada), otros con Banium o Aquae caperensis.

La calzada conserva su trazado en dos grandes tramos situados en las entradas Norte y Sur de la población. El pavimento empedrado del tramo Norte, con cerca de dos kilómetros de recorrido, fue objeto de una restauración en 1973. En este tramo, donde comienza el acceso apra superar el puerto, pueden verse dos ejemplares de alcantarilla.

Así, en el balneario actual se conservan restos de termas medievales y una inscripción dedicada a las Ninfas Caparenses4​ y un Miliario de Trajano5​ y otro de Adriano6​ pertenecientes a la vía de la Plata que pasa al este del pueblo. Además, el puente del Cubo sobre el río Baños, del que se conserva parte del arco y arranque de los pilares, tiene ese origen y estaba relacionado con una vía secundaria, que, partiendo de la vía de la Plata, tomaba dirección oeste.7​

No se sabe si continuó poblado desde la caída del Imperio Romano ya que durante la Edad Media, la Vía de la Plata perdió importancia económica y la zona a partir de la llamada Reconquista se presentaba despoblada. En el año 1160 el rey Fernando II de León conquista Granada (actual Granadilla), que hasta entonces se encontraba bajo dominio musulmán, otorgándole el título de Villa en 1170. El proceso repoblador se inicia con la conquista de Plasencia por Alfonso VIII de Castilla y refundada en 1186 sobre un lugar despoblado al que se conocía por Ambroz, con el lema "Ut placeat Deo et Hominibus" (para agrado de Dios y de los hombres). En el año 1189, Plasencia se convirtió en sede de un nuevo obispado por Bula del papa Clemente III y se le otorgaba jurisdicción sobre Trujillo, Medellín, Monfragüe y Santa Cruz de la Sierra, a la vez que se le concedían unos términos para repoblar que se extendían desde las sierras de Béjar hasta Trujillo.

Tras la Reconquista el trazado de la Vía de la Plata sirvió para marcar la frontera entre los reinos cristianos de Castilla y León. Posteriormente también se utilizó para delimitar las jurisdicciones eclesiásticas de las diócesis de Coria y Plasencia. De este modo, Baños se convierte en un pueblo fronterizo, generándose dos núcleos de población prácticamente unidos en cuanto a su realidad física, pero diferenciados administrativamente. Cada barrio pertenecía a reinos distintos, a diócesis distintas, (lo que explica que hay dos centros parroquiales) y a distintos señores feudales.

La parte correspondiente a la parroquia de Santa Catalina dependía del reino de Castilla, y de la Diócesis de Plasencia y era propiedad del Duque de Béjar, (Zúñiga), mientras que el distrito parroquial de Santa María formaba parte del reino de León, de la Diócesis de Coria y del Señorío del Marqués de Montemayor.

Durante la Guerra de la Independencia debido a su situación geográfica fue un lugar clave para el ejército francés desde donde cerraba el paso al norte.

Históricamente la localidad formó parte desde su reconquista de la Comunidad de Villa y Tierra de Béjar. Con la división provincial de 1833 Baños de Montemayor se constituye municipio independiente y pasa a pertenecer a la provincia de Extremadura en lugar de a la de Salamanca. Finalmente en 1959 pasó a la diócesis de Plasencia. A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura con el nombre de Baños. Desde 1834 quedó integrado en Partido judicial de Granadilla.8​

El siglo XIX fue la época de mayor florecimiento del termalismo, construyéndose un nuevo edificio para el balneario y un Hotel. Por su especial microclima, Baños se convirtió en un destino de veraneantes, que construyen residencias de verano siguiendo los estilos arquitectónicos del momento.

En el censo de 1842 contaba con 210 hogares y 1150 habitantes. Baños no añadió el apellido de Montemayor en los censos hasta los años 1990.

SI DESEAS MÁS INFORMACIÓN

CONSULTENOS SIN COMPROMISO

Si desea más información, complete este formulario. Nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad posible.

Seleccione los archivos que desee adjuntar
El tamaño máximo para cada archivo es 100 MB

    ¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver Politica